Read time: minutes

Gary Lang – Wickepin, Australia Occidental

Hace unos 10 años comenzó a observarse un cambio significativo hacia un cultivo continuo en la zona de Wickepin al sudeste de Perth, siguiendo los pasos de las regiones de cultivo del norte de Australia Occidental. Según el productor Gary Lang de Wickepin, esta dilación de 10 años le dio la oportunidad de informarse y aprender sobre la resistencia a los herbicidas. “Tras escuchar a los productores hablar sobre los problemas que habían tenido con la resistencia a los herbicidas, me puse en guardia y presté atención”, comenta. “Al margen de la amenaza más común que es el daño de la helada, la resistencia a los herbicidas es la amenaza más significativa a la rentabilidad si uno se ve obligado a sacar el campo de la producción, así que tratamos de mantenernos un paso adelante en el manejo de nuestras malezas. Queremos seguir tomando decisiones de cultivo que no estén regidas por la resistencia de las malezas a los herbicidas.” [caption id="attachment_7481" align="alignnone" width="1200"] El productor de Wickepin Gary Lang utiliza una sembradora de 30.5 cm con zapatas derivadoras, que forman un espaciado entre hileras de 250 mm de ancho. Conjuntamente con una mayor densidad de siembra y variedades competitivas, Gary está logrando un buen control de malezas mediante una fuerte competencia del cultivo.[/caption] En las 3780 ha de campo de cultivo, Gary siembra 25 por ciento de canola, 15 por ciento de avena y otro tanto de cebada, 10 por ciento de lupino y 35 por ciento de trigo. Otras 380 ha se destinan a la producción de cordero de primera calidad. El raigrás es la principal maleza a combatir, y el rábano salvaje genera problemas en algunos lotes de producción. Mientras la mayor parte del rábano salvaje sigue siendo susceptible a todo herbicida, el raigrás anual ofrece resistencia a los Grupos 1 y 2 WSSA. “Aquí, el rábano salvaje es una maleza menos agresiva para nosotros, pero lo tomamos muy en serio en virtud de la experiencia de los agricultores del norte”, manifiesta. “Si bien el rábano salvaje sigue siendo susceptible a los herbicidas, es posible deshacerse de un brote que puede darse en un año en que el clima no permite la aplicación del programa habitual de herbicidas. Normalmente lleva entre tres y cuatro años volver a reducir los números de malezas, pero es manejable.” Durante muchos años la helada fue un factor limitante significativo para los Lang, por lo cual están implementando cambios en su programa de cultivo para reducir el riesgo de pérdidas originadas por la misma. El trigo está perdiendo importancia como parte del sistema de cultivo y Gary trata de evitarlo en los lotes propensos a la helada, donde puede sembrar avena o cebada con mayor tranquilidad. Si bien la cebada representa otra opción en los lotes propensos a la helada, la cebada La Trobe no resulta demasiado competitiva contra las malezas en comparación con algunas otras variedades de esa especie dada su poca estatura y su lenta tasa de crecimiento temprano. También consideran que la avena es una buena opción en lotes muy enmalezados para incrementar la competencia del cultivo; y el hecho de sembrar temprano permite hacer uso de la trifluralina para controlar las malezas preemergentes hasta que el cultivo alcance el cierre del canopeo. Hasta ahora no era común sembrar avena para consumo humano en la zona de Wickepin, pero se está presentando como una buena opción si el cultivo se siembra suficientemente temprano aprovechando la resistencia del cultivo a la helada. La avena Williams puede sembrarse tan temprano como a fines de abril para producir un cultivo denso sumamente competitivo. [caption id="attachment_7491" align="alignnone" width="1200"] Durante muchos años la helada fue un factor limitante significativo para los Lang. La avena Williams se presenta como una buena opción si el cultivo se siembra suficientemente temprano aprovechando la resistencia del cultivo a la helada, siendo éste un cultivo denso sumamente competitivo. La siembra temprana también permite a los Lang hacer uso de la trifluralina para controlar las malezas preemergentes hasta que el cultivo alcance el cierre del canopeo.[/caption] Los Lang demoran la siembra de trigo para manejar el riesgo de helada y utilizan una táctica de doble golpe de glifosato anterior a la siembra seguido de Paraquat para darle al cultivo un buen comienzo. La competencia del cultivo se obtiene mediante un espaciado angosto entre hileras, alta densidad de siembra, y elección de la variedad de cultivo. Gary utiliza una sembradora de 30.5 cm con zapatas derivadoras formando un espaciado entre hileras de 250 mm de ancho, y realiza una quema general de rastrojo de cereal al final de la rotación antes de sembrar canola. Los Lang utilizan una alta densidad de siembra, por ejemplo sembrando cereales a 90 kg/ha en lugar de los 60-70 kg/ha habituales, en áreas o lotes muy enmalezados con tecnología de densidad de siembra variable para incrementar la competitividad del cultivo. En la zona oeste del campo los Lang suelen sembrar canola-cereal-cereal, y en la zona este donde los suelos son más livianos y hay menos precipitaciones, la rotación generalmente es lupino-cereal-canola-cereal-cereal. Gary prefiere sembrar variedades de canola RR (Roundup Ready) con polinización abierta mayormente tolerante a las triazinas (TT) por sus propiedades herbicidas y la mayor biomasa del híbrido RR. Gary está encantado de tener siete opciones de cultivos rentables para elegir al momento de planificar su programa anual para minimizar el riesgo financiero y el riesgo de helada, al mismo tiempo maximizando las ganancias y aprovechando una amplia gama de herbicidas y de tácticas de control de malezas alternativas. [caption id="attachment_7471" align="alignnone" width="1200"] La canola Hyola 404RR de alta biomasa es sumamente competitiva contra las malezas, y junto con la canola TT de polinización abierta, ofrece patrones alternativos de uso de herbicidas en la rotación.[/caption] En veranos húmedos como en los años 2015–16 y 2016–17, el melón salvaje (Cucumis myriocarpus), la roseta francesa (Tribulos terrestres), la rama negra (Conyza sp), e inclusive parte del raigrás y del rábano requerirán dos o tres pulverizaciones de verano. Detener la producción de semillas tratando el lupino en estado avanzado y pulverizando glifosato bajo la franja de canola, e implementar el control de semillas de malezas a cosecha, son componentes esenciales del programa de manejo de malezas de Gary. Gary intentó el quemado de andanas angostas de rastrojo en 1000 ha de canola en 2013 y en 2014 y observó que el movimiento de potasio en la andana angosta de rastrojo causó serias deficiencias de nutrientes en las 2000 ha -que persistieron hasta 2016- lo cual lo obligó a buscar otras tácticas de control de semillas de malezas a cosecha. En las últimas tres cosechas utilizó un sistema de bandejas hileradoras de granza para canalizar la granza sobre las huellas de la máquina en su sistema agrícola de tráfico controlado. “El hilerado de granza también restablece los nutrientes, pero hay mucho menos desplazamiento de material en la granza sola”, señala Gary. “Eventualmente nos gustaría tener un destructor de semillas de malezas en nuestra próxima cosechadora pero hasta tanto, invertir USD 6550 en las bandejas hileradoras de granza fue más viable que pagar USD 51000 por un carro colector de granza, que además requiere más trabajo”. “En nuestro ambiente, no parece que se pudra la granza en las huellas de la máquina como sucede en distritos más húmedos, pero ciertamente existe una competencia feroz en las huellas y podríamos pulverizar las malezas en las huellas si lo consideráramos necesario”, agrega. “Por ahora, agregamos boquillas al barral para aplicar más herbicida detrás de las ruedas, donde generalmente hay mayor supervivencia. También agregamos boquillas en los extremos del barral para asegurar que las huellas de la máquina bajo los laterales obtengan la dosis de aplicación completa.” [caption id="attachment_7501" align="alignnone" width="1200"] El sistema de bandejas hileradoras de granza vuelca las semillas de raigrás sobre las huellas de la máquina, donde compiten consigo mismas en un ambiente adverso.[/caption] Gary espera poder evitar la sobrepulverización del cultivo y el compromiso del beneficio de la competencia del cultivo. En ocasiones trae el ganado ovino a pastorear los rastrojos del cultivo, pero le preocupa que puedan desplazar algunas semillas de malezas fuera de las huellas de la máquina. Hasta ahora no parece haber ningún problema con el pastoreo del ganado ovino concentrado en las huellas de la máquina y con el agregado de un efecto de pisoteo de la granza en las huellas. La alimentación seca disponible -granos y semillas de malezas- se concentra en las huellas y torna más eficiente el pastoreo. Es evidente que el programa de manejo de malezas de Gary está funcionando bien y que él lleva la batuta, sin estar supeditado a la resistencia a los herbicidas. Gran parte de su éxito podría atribuirse al hecho de que vio el riesgo prematuramente y comenzó a tomar medidas positivas para mantener acotada la cantidad de malezas.

Subscribe to the WeedSmart Newsletter