Read time: minutes

La familia Hart, Junee, Nueva Gales del Sur

El raigrás anual representa un importante desafío para los productores de las regiones de siembra de granos del sur y del oeste dado que muchos herbicidas ya no logran un control efectivo. Robert Hart, su esposa Alison y sus padres Bernard y Anne han asumido el desafío de utilizar tantas prácticas de manejo de malezas alternativas a los herbicidas como sea posible para reducir la producción de semillas de malezas.

Cómo ganar la batalla contra las malezas con mayor diversidad

Los Hart manejan una operación de 3000 ha de cultivo y otras 800 ha de pastizales naturales con 1800 cabezas de ganado ovino cerca de Junee, Nueva Gales del Sur. Su problema principal en términos de malezas es el raigrás anual (Lolium rigidum), que es resistente a los herbicidas Grupo 2 (WSSA); y Robert cree que la resistencia al Grupo 1 (WSSA) comenzará a influir en su elección de herbicidas en el futuro cercano. [caption id="attachment_7622" align="alignnone" width="1200"] Robert Hart y su esposa Alison han asumido el desafío de utilizar tantas prácticas de manejo de malezas alternativas a los herbicidas como sea posible para reducir la producción de semillas de malezas.[/caption] “Nuestros ensayos siguen demostrando que el raigrás se mantiene susceptible a los productos con glifosato (Grupo 9 WSSA), pero estamos observando una menor eficacia a campo”, comenta Robert. “Los herbicidas Grupo 5 y 3 (WSSA) están funcionando bien y esto ayudará a extender la vida de los herbicidas Grupo 1 (WSSA) como el butroxidim (Factor) y el cletodim, especialmente en legumbres”. “Cada año mandamos semillas para hacer tests de susceptibilidad a herbicidas”, agrega. “Los resultados nos ayudan a determinar la elección del mejor cultivo y del mejor herbicida para cada lote mientras mantenemos la rentabilidad de la operación”. Robert tiene pensado tratar de enviar plantas vivas para un “ensayo rápido” y así poder tomar decisiones informadas dentro de la misma temporada. La rotación de cultivos en la propiedad de los Hart se basa primero en los mercados, luego en el manejo de enfermedades, y en tercer lugar en la presión de las malezas. El objetivo es lograr la mayor flexibilidad posible en la elección y aplicación de herbicidas. En la medida en que los precios de las legumbres resulten atractivos en 2017, Robert planea incrementar el área sembrada con legumbres del 5% habitual a un 20%, de manera similar a su programa de 2015. En 2016 su programa de cultivo incluyó canola, trigo, cebada, lupinos y -por primera vez- lentejas. Su intención para 2017 es incluir también canola doble propósito y avena para el pastoreo de invierno. Los Hart dependen fuertemente de los herbicidas preemergentes en todo su programa de cultivo, y utilizan trifluralina, metribuzin, Boxer Gold, Sakura, atrazina y propizamida. En combinación con variedades competitivas y con el control de semillas de malezas a cosecha, pueden sembrar con un mínimo uso de herbicidas en el cultivo. “Estamos entrando en el segundo año de rotaciones, donde incluimos ciclos de cultivos de legumbres y canola (doble quiebre)”, comenta. “No seguimos una rotación fija pero como regla de oro, legumbres-canola-cebada-trigo funciona bien en términos económicos y también ofrece más opciones de manejo de malezas. Evitamos el trigo sobre trigo y comprobamos que la cebada funciona bien después de la canola”. “La cebada Fathom resultó sumamente efectiva en lotes con altos volúmenes de raigrás anual”, señala Robert. “El nuevo trigo Condo es adecuado para esta área y también competitivo contra las malezas gramíneas. Hyola 970CL es un híbrido de doble propósito que podemos plantar a principios de marzo para alcanzar el cierre del canopeo en mayo y generar sombra sobre las malezas, en particular si se evita el pastoreo temprano.” A fin de aumentar la competitividad de cada cultivo, los Hart recientemente modificaron el espaciado entre hileras de 333 mm a 250 mm utilizando una sembradora de cuchillas de precisión con paralelogramo Horwood Bagshaw. Robert señala que hay menos atoraduras debidas a altos volúmenes de rastrojo ahora que optaron por la quema del mismo en los lotes propensos a la helada y por utilizar el quemado de andanas angostas de rastrojo para el control de las semillas de malezas. La desecación de los cultivos de legumbres y canola en combinación con el quemado de andanas angostas de canola tuvo un impacto positivo sobre la producción de semillas de raigrás, y colabora en el manejo de la cosecha. [caption id="attachment_7620" align="alignnone" width="1200"] La quema de andanas angostas de canola es una herramienta de manejo de cosecha que presenta un beneficio colateral para el control de semillas de malezas, de modo que Robert corta el cultivo tan bajo como resulte práctico para maximizar este beneficio.[/caption] En verano los Hart controlan malezas tales como el panicum piloso (Panicum effusum), el pasto negro (Eragrostis cilianensis), la menta falsa (Chenopodium pumilio), el heliotropo (Heliotropium europaeum), y las plantas guachas por medio de una a tres mezclas a base de glifosato. Entrando en la siembra aplican un doble golpe con glifosato seguido en lo posible de Paraquat -una táctica que resulta efectiva contra todas las malezas. El ganado ovino también es parte del programa de manejo de malezas de verano, dado que se lo trae a los lotes de producción a pastorear el rastrojo luego de la cosecha y se hace un seguimiento de las malezas que fueron pulverizadas. “En los últimos años incorporamos el ganado ovino en la operación para poder implementar más prácticas de manejo como el ensilado de pasturas, el pastoreo en fases, la producción de heno y el despunte de pasturas y así mantenernos por encima de nuestras malezas”, señala. “Para que la operación agrícola mixta funcione bien, planeamos incrementar la cantidad de ovejas a alrededor de 3000 cabezas”. Los Hart implementaron un quemado de andanas angostas de rastrojo estratégico en todo el campo durante los últimos tres o cuatro años, pero en 2016 cosecharon alrededor de un 60 por ciento del campo con la intención de quemar las andanas. “El quemado de andanas angostas de rastrojo funcionó bien con canola, cebada y trigo, pero la tarea es mucho más fácil con la canola”, dice Robert. “Para librarnos de la quema y reducir la pérdida de nutrientes y de humedad en el suelo de los lotes de producción, estamos considerando el hilerado de granza o un destructor de semillas de malezas integrado a la cosechadora con una sembradora de disco en hileras aún más angostas con un espaciado de 175 mm –la pequeña parte visible del control de semillas de malezas por el momento. Esto sería sin dudas un gran salto desde donde estamos ahora.” [caption id="attachment_7621" align="alignnone" width="1200"] Los vertedores para el quemado de andanas angostas de rastrojo se fabrican y se arman en el campo. En 2016 Robert aplicó esta práctica de control de semillas de malezas a cosecha en el 60 por ciento de sus 3000 ha de cultivo cerca de Junee.[/caption]  

Subscribe to the WeedSmart Newsletter