Read time: 4 minutes

Tim Rethus, Horsham Vic

Productor de Wimmera aspira a cero disturbio del suelo en el control de malezas

Tim Rethus y su hermano Luke trabajan el campo junto a su padre Geoff y sus empleados Glenn y Dale en la zona centro y sur de Wimmera, donde luchan contra el raigrás anual (Lolium rigidum), el bromus gigante (Bromus diandrus), la avena salvaje, la vicia sativa, la zanahoria silvestre (Bifora testiculata), la cerraja (Sonchus oleraceus) y la lechuga silvestre (Lactuca serriola).

“Nuestro enfoque del control de malezas gira en torno a mantener bajos los niveles de germinación de malezas mediante la utilización de diversas prácticas agropecuarias”, comenta Tim. “Papá fue un precursor en la adopción de la labranza mínima a principios de la década de 1980 y progresivamente fuimos avanzando hacia sistemas agrícolas que implicaban cada vez menos disturbio del suelo. Uno de los grandes beneficios es que estamos dejando las semillas de malezas en la superficie del suelo, donde quedan expuestas a las condiciones climáticas y no tienen el contacto con el suelo que necesitan, y esto realmente reduce la germinación de semillas de malezas”.

Tim Rethus

El productor de Wimmera Tim Rethus y su familia están adoptando un enfoque integral del manejo de malezas fuertemente focalizado en los cultivos libres de malezas.

Un elemento clave del éxito de los Rethus es su determinación a la hora de alcanzar un disturbio casi-cero en la siembra. Cuando adoptaron un sistema de cultivo con tráfico controlado (CTF, por sus siglas en inglés) de 12 metros en 2008, su sembradora de un solo disco de labranza mínima funcionó muy bien para reducir el movimiento de tierra; pero diez años más tarde, la remoción del tráfico de la maquinaria de la zona de cultivo provocó que los discos individuales se detuvieran frecuentemente en el suelo más blando y que el control de profundidad dejara de ser adecuado.

A raíz de esto, los Rethus invirtieron en una sembradora de precisión de labranza cero para obtener mayor precisión en la siembra -incluida la intersiembra de lentejas- y para aprovechar mejor los nuevos productos químicos disponibles.

La sembradora armada por la familia para obtener un disturbio mínimo del suelo, a fin de reducir la germinación de malezas en la siembra.

“Esta sembradora de precisión era una buena unidad pero era compleja y no nos servía para todos los cultivos”, dice Tim. “Por lo tanto, decidimos combinar las unidades de hileras de precisión con abridores de doble disco en chasis NDF de 24 metros, pero usando una sembradora a inducción de aire para volcar las semillas”.

Para reducir aún más el movimiento de tierra, no se utilizan procesadores de residuos. Se utilizan discos dentados abridores de surcos para cortar el residuo y reducir el anclaje. Los dos discos son de un tamaño mínimamente diferente, por lo cual rotan a velocidades levemente distintas, brindando una acción de corte que mantiene el residuo fuera del surco de siembra.

“Con el agregado de arietes de desplazamiento lateral a la barra de herramientas también podemos intersembrar las lentejas y tenemos una sembradora que cumple con todos nuestros requerimientos, especialmente en cuanto a mantener una baja germinación de semillas de malezas en la siembra aun sembrando a un espaciado de hilera de 38 cm”.

La sembradora también tiene sensores de humedad que están vinculados al control de profundidad de cada hilera para tratar de llevar toda la semilla al mismo nivel de humedad, asegurando un golpe parejo.

La siembra con disturbio cero en lechos de CFT está funcionando de maravillas en la reducción de la germinación de semillas de malezas.

La familia Rethus realiza una rotación diversa de cultivos de trigo, cebada, trigo fideo, canola, lentejas, arvejas y avena, y recurre a la pulverización con protector antideriva en el barral, la producción de heno, el abono marrón, la pulverización superior, y diversas estrategias de herbicidas para minimizar la producción de semillas de maleza. Tim señala que ante la realidad de la resistencia a los herbicidas, las herramientas alternativas a los mismos son muy importantes para mantener bajos los números de las malezas y son uno de los motores que impulsan sus esfuerzos por integrar plenamente la producción de heno en su sistema CTF.

“En la rotación generalmente incluimos entre un 35 y un 45 por ciento de legumbres por los beneficios que aportan a la salud del suelo y las opciones adicionales de herbicidas disponibles”, expresa. “Utilizamos doble golpe químico y mezclamos y rotamos nuestros productos químicos; sabiendo que la resistencia a los herbicidas es inevitable, retrasamos la producción y hacemos todo lo que podemos para mantener bajos los números de malezas”.

El programa de herbicidas de los Rethus comienza con un doble golpe previo a la siembra, donde el preemergente se mezcla con el Paraquat siempre que la temporada lo permita. La intención es aplicar el preemergente lo más cerca posible de la emergencia para evitar desperdiciar la vida activa del herbicida; esto es particularmente importante en los cultivos de secano así que se dilata la aplicación del preemergente hasta que caen lluvias pesadas.

Ellos mezclan y rotan los preemergentes siempre que pueden, y al momento de sembrar dos cultivos de cereales en una hilera tienen la precaución de no usar Sakura ambas veces, y prefieren el Boxer Gold en los cultivos de cebada. Las legumbres ofrecen diversas opciones de Grupo 5 (WSSA) para la rotación y en el caso del heno de avena, creen que Dual Gold y diuron son una buena combinación siempre que se tenga cuidado de utilizar la proporción adecuada para distintos tipos de suelo.

El camión ambulante de almacenamiento y mezcla de productos químicos que utiliza la familia para asegurar que los herbicidas que usan se mezclen y se apliquen de manera segura y efectiva.

En los cultivos implementan diversos modos de acción según sea posible; las legumbres presentan serias limitaciones para el control de malezas de hoja ancha en el cultivo ya que hay pocos productos disponibles.

Al final de la temporada, los cultivos de cobertura estacional se terminan utilizando distintos modos de acción sumados a un doble golpe, y las lentejas, canola y a veces la cebada son tratadas mediante el manejo de malezas en estado avanzado.

Los Rethus realizan ensayos periódicos de susceptibilidad de las malezas a los herbicidas utilizados en el programa de cultivo para asegurarse de estar aplicando productos y mezclas eficaces. Utilizan un ensayo rápido en temporada o un ensayo de semillas en la cosecha en caso de observar escapes de malezas inusuales.

A fin de evitar la producción de malezas resistentes a los herbicidas al costado de la ruta y sobre las huellas del campo, los Rethus prefieren segar -más que pulverizar- la vegetación que allí se desarrolla.

Durante los últimos 15 años la producción de heno constituyó un método de control mecánico importante para detener la producción de semillas de malezas -especialmente las de raigrás anual. Los Rethus mantienen la producción de heno hasta tres años consecutivos para reducir el banco de semillas de raigrás antes de retomar la rotación de cultivos de granos.

“Hacemos una operación de tráfico controlado y eso hace que la producción de heno sea todo un desafío”, manifiesta Tim. “Con los años desarrollamos sistemas y maquinaria que permiten mantener las huellas de las máquinas en el transcurso del proceso de producción de heno”.

“Usamos una segadora/hileradora de montaje frontal y montaje lateral para formar tres surcos pequeños por pasada de CFT. Los tres surcos del recorrido CFT de 12 m luego se rastrillan juntos por delante de la enrolladora. Esto proporciona una alimentación sólida y constante a la enrolladora que opera sobre las huellas de CFT, a partir de los cultivos que producen una biomasa de entre 7 y 8 t/ha”.

“El truco final es mover los fardos desde el centro de las huellas hacia los costados para que puedan ser recogidos por el apilador. Nuestro tío construyó un elevador hidráulico que se monta en el cabezal del tractor y simplemente levanta cada fardo y lo ubica sobre el costado, donde lo recoge el apilador que opera detrás del tractor. Nosotros apilamos todos los fardos sobre un extremo del lote, facilitando la tarea del elevador telescópico y de los choferes de los camiones”, agrega. “De esta manera podemos enrollar, apilar y almacenar 600 fardos por día sin salir de las huellas CFT”.

La pulverizadora con protector antideriva guiada por cámara se utiliza para focalizar la vicia sativa en las lentejas para evitar la contaminación del grano.

En el cultivo, los Rethus utilizan una pulverizadora con protector antideriva guiada por cámara para pulverizar el intersembrado en las lentejas. Las cámaras reconocen las hileras del cultivo y se mantienen entre ellas, sin basarse en el cultivo para guiar a los protectores.

La rotación de cultivos también se utiliza para manejar las malezas persistentes de semillas duras, así como siete años sin lentejas para el control de la vicia sativa y cuatro años sin cebada para el control de la avena salvaje. Tim comprobó que aun cuando dejan de lado su cultivo más rentable -las lentejas- durante un período prolongado, el lote puede seguir siendo muy productivo.

“Otra estrategia que utilizamos para detener la producción de semillas es incluir múltiples fechas de finalización de la rotación, de modo que el manejo de malezas en estado avanzado, el abono marrón y el corte de heno sucedan todos en distintos momentos”, expresa Tim. “Agregar otra capa de diversidad previene la selección en favor de la maduración temprana de las malezas”.

Por muchos años la vicia sativa fue el abono marrón utilizado para lograr un suelo saludable, pero ahora los Rethus utilizan un cultivo de cobertura multi-especies para obtener un suelo aún mejor y reducir el crecimiento de semillas de vicia sativa, que es una maleza persistente en su sistema.

En cuanto a la competencia del cultivo, el sistema de CTF de los Rethus está armado para un espaciado entre hileras de 38 cm, así que buscan otras maneras de potenciar la ventaja competitiva del cultivo. Empezando por una semilla limpia, su mayor prioridad es lograr un mínimo disturbio del suelo en la siembra y mantener el rastrojo en pie en el transcurso de la rotación. Dado que la sembradora solo altera una banda muy angosta de suelo, hay muy poca estimulación para que las semillas de malezas germinen entre las hileras.

“También sembramos temprano para aprovechar la temperatura cálida de los suelos para un máximo crecimiento temprano, y elegimos variedades competitivas como la cebada Planet tolerante a glifosato, lentejas Jumbo II y canola híbrida”, comenta Tim. “Es muy importante que los cultivos que sembramos cierren el canopeo una vez que se hayan agotado los preemergentes; e invertir en una buena nutrición de los cultivos para respaldar la alta producción de biomasa en los buenos tiempos vale la pena”.

Elegir cultivos y variedades competitivos es una estrategia de control de malezas que se usa muy deliberadamente.

Tim y Luke son fuertes partidarios de las nuevas herramientas de agricultura de precisión para el mapeo de las malezas, la pulverización puntual verde-sobre-verde en el cultivo con las mejores dosis químicas para concentrarse en las malezas persistentes como la vicia sativa, zanahoria silvestre, avena salvaje y bromus gigante, y la pulverización puntual de malezas de verano para reducir el uso de químicos.

El sólido sistema integral de manejo de malezas de los Rethus incorpora todas las tácticas BiG 6 de WeedSmart excepto el control de semillas de malezas a cosecha. Focalizados en múltiples estrategias en el cultivo para minimizar la germinación de malezas y la producción de semillas, ellos refieren que sus cultivos están prácticamente libres de malezas a la hora de la cosecha.

Subscribe to the WeedSmart Newsletter